Ventajas de la formación bonificada

Son muchas las ventajas de la formación bonificada, también conocida como formación programada o continua, por lo que cada año crece el número de empresas demandantes de este tipo de servicio.

Los cursos bonificados para trabajadores se han convertido en una de las principales herramientas de las empresas a la hora de formar plantillas más cualificadas, eficientes y competitivas. El siglo XXI se caracteriza por una vorágine de cambios en todos los ámbitos empresariales, con especial relevancia de la tecnología, por lo que es imprescindible una continua labor de reciclaje formativo que recoja las nuevas tendencias y conocimientos, de modo que las empresas no se queden atrás en un mercado cada vez más implacable.

Índice
ventajas de la formación bonificada

Beneficios de la formación bonificada

A grandes rasgos, los beneficios de la formación bonificada FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación en el Empleo) tienen como base tres soportes fundamentales: la calidad de los cursos, la facilidad de acceso y la reducción de los costes, que pueden llegar a ser totalmente gratuitos gracias a subvenciones en forma de créditos anuales (que varían en función de las cotizaciones a la Seguridad Social y al número de empleados de la empresa en el ejercicio anterior).

A continuación, te mostramos de una forma más pormenorizada algunas de las principales ventajas de la formación bonificada y por qué las empresas más competitivas confían en su acción a la hora de aumentar la innovación, la motivación y la productividad de sus plantillas.

qué es fundae y cómo funciona

Por mucha maquinaria y tecnología que tenga una empresa, el capital humano, es decir, los empleados, sigue siendo el factor fundamental para el éxito del negocio. Una formación bonificada de calidad supone una inyección de motivación para los trabajadores, potenciando y ampliando sus conocimientos y abriendo nuevas perspectivas y metas.

Los cursos bonificados contribuyen a la creación de equipos de trabajo más competitivos, productivos y con un alto nivel de satisfacción profesional y personal.

Durante el siglo XX, los conocimientos y habilidades adquiridos por los trabajadores en un momento dado podían ser útiles durante décadas, pero en este acelerado siglo XXI pueden quedar obsoletos en cuestión de pocos años, incluso en unos cuantos meses en las empresas más tecnologizadas.

Por este motivo la formación continua y bonificada se convierte en el mejor medio para lograr un rápido reciclaje de las habilidades y conocimientos de los empleados, ampliando la capacidad de adaptación y respuesta a los retos que imponen las nuevas tendencias.

Es evidente que ninguna empresa que quiera ser competitiva puede renunciar a la formación continua y programada de sus empleados. La gran ventaja de los cursos bonificados es que recortan los gastos formativos de la empresa hasta el punto de llegar a salir de forma totalmente gratuita en algunos casos, como te hemos indicado con anterioridad.

Esto puede llegar a suponer una importante descarga en los gastos anuales, un dinero que la empresa puede dedicar a otras áreas, actividades o inversiones. Si a esto se une el aumento de la productividad de una plantilla formada y adaptada a las nuevas tendencias, el balance general de la empresa experimentará una notable y sostenida mejoría.

La imagen corporativa de una empresa no solo consiste en una proyección al exterior, empieza por la propia imagen interna ante sus propios empleados y por la capacidad de atraer a los trabajadores más ambiciosos en el ámbito profesional.

Cuando una empresa apuesta de forma decidida por la formación continua, brinda a sus empleados la oportunidad de ampliar sus perspectivas dentro del organigrama de la compañía y en su propia carrera profesional. En pocas palabras, los trabajadores que quieren alcanzar el éxito buscan empresas con perspectivas de éxito, y esto solo es posible estableciendo una sintonía con los nuevos retos y tendencias, uno de los principales objetivos de los cursos bonificados formativos.

Entre los muchos beneficios de la formación bonificada no podemos dejar de mencionar la potenciación de la transformación digital dentro de la empresa mediante los cursos bonificados de e-learning y la posibilidad de utilizar el PIF (Permiso Individual de Formación), que permite a los empleados realizar los cursos dentro del horario laboral.

Las ventajas de la formación bonificada son innumerables, tanto para las empresas como para los trabajadores, una herramienta fundamental para poder afrontar en las mejores condiciones los retos del mundo empresarial del siglo XXI. En Azibar Formación puedes encontrar el más amplio abanico de cursos online 100% bonificables FUNDAE para empresas.

Formación Bonificada en Azibar

Descubre los cursos bonificados que ofrecemos desde Azibar Formación, tu empresa de formación bonificada online.

Categorías

Posts Relacionados con la formación bonificada y FUNDAE

qué es fundae y cómo funciona

¿Qué es FUNDAE y cómo funciona?

Antes de entrar en materia es necesario despejar una duda muy habitual, la diferencia entre qué es FUNDAE y qué es la Fundación Tripartita, ya

Formación 100% Bonificable FUNDAE para empresas

5

JUL

5

SEP