DPO: Dirección por Objetivos ¿Qué es y para qué sirve?

La Dirección por Objetivos (DPO) es una de las posibles estrategias para mejorar el rendimiento de nuestra empresa. A rasgos generales, es la identificación de objetivos concretos, la planificación de estos, su consecución final y el seguimiento de lo que hemos conseguido. En este artículo de nuestro blog te explicamos qué es la DPO: Dirección por Objetivos, sus beneficios y cómo lo puedes aplicar en el día a día de tu empresa para optimizar el trabajo de tus empleados.

Índice
dpo dirección por objetivos

¿Qué es la dirección por objetivos?

La Dirección por Objetivos es una herramienta que nos enseña, primero, a saber cuáles son nuestros objetivos concretos, segundo, a realizar estos objetivos, y por último, tener un control de lo conseguido. 

  • Definir los objetivos. Esta es la primera fase de la Dirección Por Objetivos. Aquí se establecen de una forma clara y concisa cuáles son las metas  de la empresa que queremos alcanzar. Son objetivos empresariales claros y específicos, definidos de la forma más precisa posible. De esta forma se aumenta la motivación de los empleados al poder cumplir todos nuestros objetivos.

  • Consecución de los objetivos marcados. Este es el paso en el que debemos alcanzar los objetivos que nos hemos marcado previamente. Es el momento donde conseguimos los objetivos que nos hemos fijado.

  • Control de los resultados. Debemos llevar un control contínuo de los objetivos que nos hemos marcado y cómo afecta haberlos conseguido. Tenemos que evaluar y medir los resultados que hemos obtenido para saber si los objetivos que hemos conseguido han cumplido con el rendimiento esperado y con las expectativas de la empresa.

¿Para qué sirve la DPO: Dirección por Objetivos?

El objetivo que tiene la Dirección por Objetivos es, principalmente, alinear los esfuerzos de los trabajadores de la empresa para poder obtener unos resultados mucho más amplios. También se busca, a través de la metodología DPO, el aumento de la motivación de nuestros empleados, al marcarnos unos objetivos mucho más precisos y concretos, conseguirlos hace que la satisfacción y la motivación personal aumenten. 

Al estar siempre evaluando nuestros resultados, es más fácil que estemos en constante mejora en nuestro puesto y en nuestras tareas diarias, conocer los resultados finales nos sirve para ajustar nuestras estrategias y poder adaptarnos a los cambios. Gracias a la evaluación del rendimiento podemos conocer de forma objetiva y cualificable cuál es nuestro desempeño individual.

Ventajas de la Dirección por Objetivos

Las ventajas de la DPO: Dirección Por Objetivos son múltiples, hay algunas genéricas como, por ejemplo, un mejor reconocimiento de los plazos y las metas fijadas ya que al ser mucho más precisos y concretos podemos entenderlos mejor. Al ser objetivos más precisos, la satisfacción y la motivación de alcanzarlos aumentará, haciendo que la responsabilidad y el compromiso también aumente ya que conseguir nuestros objetivos incrementa nuestra satisfacción y motivación personal.

Además, las ventajas de la Dirección por Objetivos pueden variar dependiendo del departamento que las aplique:

Ventas:

  • Establecer objetivos de ventas claros que motiven a los trabajadores
  • Enfocarse en los resultados con métricas clave del rendimiento como el número de ventas o la adquisición de clientes

 

Recursos Humanos:

  • Fijar objetivos de desarrollo profesional con metas concretas 
  • Evaluar el desarrollo de estos objetivos profesionales a través del seguimiento de la evolución de estos

 

Marketing:

  • Establecer objetivos claros para el posicionamiento de marca o la visibilidad en el mercado
  • Facilitar la creación de metas concretas para generar leads o participación de los clientes

Dirección por Objetivos: Ejemplos para nuestro trabajo diario

Los objetivos que debemos marcar para llevar a cabo la dirección por objetivos deben ser objetivos SMART, objetivos alcanzables, realistas, medibles… por lo que algunos ejemplos son:

  • Aumentar un porcentaje las ventas en los próximos 6 meses. Los equipos de ventas pueden identificar qué métodos, habilidades y estrategias deben seguir durante este tiempo para aumentar las ventas concretas en el plazo marcado.

     

  • Lanzar dos nuevas funciones para una aplicación en 6 meses. A partir de aquí, se asignan las tareas a cada departamento para poder conseguir el objetivo fijado dentro del tiempo establecido.

     

  • Mejorar la satisfacción de nuestros clientes un 20% en un año. Conociendo nuestro trabajo previo y la satisfacción actual de nuestros clientes, los departamentos correspondientes se pondrán en marcha para aumentar la satisfacción de los clientes a través de los métodos ya utilizados y métodos nuevos y mejorados.  

Categorías

Cursos de Google Analytics

Posts Relacionados

Formación 100% Bonificable FUNDAE para empresas

5

JUN

5

JUL